17 noviembre 2008

Chau vieja.

Es hincha de Estudiantes de La Plata. Lo decidió hace muchas décadas, una tarde en que su padre la llevó a la cancha. Mi abuelo era peronista y, a pesar de ser de Boedo, había decidido ser bostero por vocación de mayorías populares. Sin embargo esa tarde de domingo la llevó al Gasómetro a ver a San Lorenzo, que le ganó a Estudiantes algo así como 8 a 0. Esa tarde, Lucy decidió hacerse pincharrata, por identificación con los humildes y los perdedores. De esa y otras mezclas de decisiones, está hecho el que escribe en Mendieta.

Cuando se casó dejó la Capital y, con mi viejo, huyeron al pueblo del que siempre hablo y en el cual crecí. A poco de establecerse allí, dos jóvenes muy clase media y capitalinos, en medio de las penurias y la soledad, un mediodía había cocinado una tortilla de papas esperando la vuelta de mi viejo, en ese entonces obrero de la construcción. La tortilla era lo único comestible que había en ese hogar. La cuestión es que, mientras esperaba, Lucy decidió lavarse el pelo en la pileta de la cocina y la tortilla se deslizó a la bacha y terminó llena de espuma del shampú. Mi vieja, con tranquilidad, la agarró, la enjuagó con agua caliente y la puso en la mesa. Siempre contó esta anécdota a sus hijos, anécdota que –en su sencillez tragicómica, marcó gran parte de mi formación.

Cuando me recibí del secundario, los otros padres abrazaban exultantes a mis compañeros, sus hijos, y hasta les hacían regalos. Mi vieja me esperó con el diploma en el escenario, me palmeó suave en la espalda y dijo: muy bien, cumpliste con tu obligación.

La última lección de su vida me la está dando ahora, en esta larga enfermedad que sufre. A poco de saber que tenía un cáncer terminal me confesó que le daba bronca morirse sin haber hecho muchas cosas que hubiera deseado hacer y que, por el mandato del deber ser, no había concretado. Éste fue su último ejemplo y lo vivo, tan psicoanalizado yo, como una segunda oportunidad de vida que me da.

Escribo esto mientras escucho su lastimosa agonía en la habitación que está aquí al lado, esa en que los hermanos nos vamos turnando de a ratos para acompañarla y ayudarla.

Escribo esto con una fantasía mítica y un deseo, sin atisbo de culpa, esperando que cuando ponga el punto final a este post, todo su sufrimiento termine de una buena vez.

Y lanzando una botella al mar: ¿Quién será el valiente diputado o diputada que instale el debate de la eutanasia y la muerte digan en nuestro país? ¿Es que podemos ser tan inhumanos los humanos?

Aunque resulte difícil de creer, lo anterior lo escribí a mano en una servilleta hace cuatro horas. Cuando ponía el punto final, mi vieja se empezaba a ir. Y por algo, también inexplicable, esta mañana escribía el post anterior. Sigo dudando de publicar esto, tan inmensamente personal, pero escribir me ha ayudado mucho en estos tiempos y le debo a eso, y a ustedes, un agradecimiento. Supongo que me tomaré unos días de descanso.

Te voy a hacer caso, mamá.

74 comentarios:

Juanedu dijo...

Mendieta:

Beso y abrazo muy grande.

Cuídese mucho y que tenga mucho provecho en la segunda oportunidad.

sin dioses dijo...

Fuerza mendieta, me hizo conmover.
Mucha fuerza.

manolo dijo...

un abrazo

Roberto dijo...

Es bueno desahogarse. Un abrazo.

Eva Row dijo...

De alguna manera, pudimos estar a tu lado.

Surito dijo...

Mendieta: me tocó ser testigo de su momento y ahora entiendo mejor el sentido de su post anterior.
Un abrazo respetuoso. Y vuelva pronto.

Tomás dijo...

Abrazo.

Alguien que pasó, exactamente, por la misma.

Y casi que se preguntó lo mismo.

Gerardo Fernández dijo...

Estoy contigo y me encantaría abrazarte

Néstor Sbariggi dijo...

Un abrazo Mendieta

Musgrave dijo...

Un abrazo grande.

Horacio Gris dijo...

Cualquier cosa que yo diga va a ser torpe y terminará ensuciando el post. Así que sencillamente le mando un abrazo, Mendieta.

Contradicto de San Telmo dijo...

Qué lo parió!!

El más sentido abrazo, Mendie.

LUCIANO dijo...

Mendieta: Un abrazo, y a no aflojar.

Luciano

{ § } dijo...

Un abrazo, Mendieta. Y gracias.

Charlie Boyle dijo...

Hay velorios que duran meses, pero los lindos recuerdos duran para toda la vida.
Un abrazo muy fuerte Mentieta

Lic. Baleno dijo...

La muerte es una porqueria. Pero que otra cosa se puede hacer?

Mariano dijo...

Abrazo, Mendieta

Galimatias dijo...

No lo conozco, pero siento que pertenecemos a un mismo colectivo, con muchos de los que escriben comentarios en este post, y por eso está bueno que tambien podamos compartir estas cosas.
Un fuerte abrazo.

WW dijo...

Usted escribe. Acá escuchamos.
Es muy noble pensar en momentos tan dolorosos, en los otros, en imaginar que nadie sufra lo que ud. y su familia sufrieron por resistencias legales, aunque el dolor sea el mismo.

Cosas dichas dijo...

Sumo un abrazo más a la interminable lista que en estos casos preferiría salir de la virtualidad.

JX dijo...

Abrazo y fuerza compañero!

jx

Anyuletta dijo...

Un abrazo muy grande para vos y toda tu familia.

guille dijo...

Mendieta ,te mando mucho afecto.

MaxD dijo...

Un abrazo y fuerza.

pupi espinoza dijo...

Abrazos,compañero.

Cehaj dijo...

un abrazo. y gracias por el post.

Magui dijo...

Un fuerte abrazo Mendieta !!!todos estamos con vos!!!será tu compañia
desde los blog y por la vuelta !

Magui

MOO dijo...

Toda la fuerza en este momento, abrazo grande.

damianivanoff dijo...

Un desconocido le envía un abrazo.

Salud, Mendieta.

Diego F. dijo...

Mucha fuerza Mendieta, lamentablemente esto es parte de la vida y sólo espero que tengas la fuerza para pasar el momento.
Abrazo

Ignacio dijo...

Así observé todas las obras que se hacen bajo el sol, y vi que todo es vanidad y correr tras el viento.

polycarpo dijo...

Mi vieja me esperó con el diploma en el escenario, me palmeó suave en la espalda y dijo: muy bien, cumpliste con tu obligación.

me hiciste llorar viejo, un abrazo enorme, enorme

Goliardo dijo...

Un abrazo.

Cine Braille dijo...

Fuerza Mendieta, todos con Ud.

Anónimo dijo...

Renegau: nos descoocemos pero creo que lo tengo junado. Un apretón surero bien fuerte.

mariano dijo...

te mando un abrazo grande, compañero.

dagnasty dijo...

Un abrazo desde Cuyo, acompaño tu sentimiento, Mendieta.

bostero y peronista dijo...

Un abrazo, Mendieta

Gladys dijo...

Un beso grande, Mendieta.

Fuerza que me tiene que cambiar ese "rosa" tan feo que puso acá al costado.

Anónimo dijo...

Un abrazo muy fuerte, compañero
Abrazo
Erik

Marice dijo...

un fuerte abrazo de corazon y hacele caso a tu mamá: no dejes por hacer cosas que deseas,,
un beso desde el sur

Fabiana o Gaviot dijo...

Querido Mendieta, no tengo palabras, solo un gran abrazo para usted. Cuídese.

lacoladeldiablo dijo...

un fuerte abrazo, Mendieta...

Lodovico Settembrini

Ni buena ni mala... dijo...

Un abrazo fuerte.

mario w dijo...

un beso grande.
Mario wainfeld

jorge oscar garcia dijo...

Cuando una mascota está en las 10 de última, el veterinario, humanamente, le dá una pichicata para dormirlo y otra para "pasarlo". La eutanasia debería ser un derecho universal.

Anónimo dijo...

fuerte abrazo

Fede SF

Anónimo dijo...

Mucho huevo, hermano Mendieta, mucho huevo!
Demóstenes

chelus dijo...

Un gran abrazo, compañero Mendieta.

Laura dijo...

Beso enorme, Mendieta. Pucha, había entendido bien el post anterior y no la quise embarrar.

pata dijo...

un fuerte abrazo Mendieta.

Anónimo dijo...

fuerza mendieta!!!
aguante!
hernan G.

walter besuzzo dijo...

saludos
abrazo
silencio

graciela b. dijo...

Un abrazo, Mendieta, de alguien que lo lee siempre.
Graciela

Anónimo dijo...

UN ABRAZO "COMPAÑERO".Ramon,CH.

Anónimo dijo...

Mendieta: me pasè noches y meses enteros sufriendo lo mismo que vos. Fuerza, despues de la tristeza viene la paz y la esperanza se recompone de a cachito chiquititos, como el recuerdo de la tortilla enjuagada. De esas cosas estan hechas las mejores vidas. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Mendieta: me pasè noches y meses enteros sufriendo lo mismo que vos. Fuerza, despues de la tristeza viene la paz y la esperanza se recompone de a cachito chiquititos, como el recuerdo de la tortilla enjuagada. De esas cosas estan hechas las mejores vidas. Un abrazo.

Laura dijo...

Un abrazo que le intenta devolver algo de lo que usted me da cada vez que lo leo, fuerza.
Cariños

Anónimo dijo...

Mendieta: Mirá que cosa, cuando terminé el secundario decidí entregarle el diploma a mi hermano mayor. Claro, hacía 2 años que vivía sólo con mis padres y estaba enojado con ellos y más que nada extrañaba a mis hermanos que se habían ido a estudiar a BsAs. Y me vine y pasaron los años y me dije que el diploma de la Universidad sí se lo iba a entregar a mi vieja... uno va creciendo y se da cuenta que muchas veces es tan duro como poco inteligente, y mi mamá se lo merecía, por educarnos a los 3 en la Universidad donde ni te recibís ni te dan diplomas. Pero también se lo entregué a mi hermano, porque a esa altura por el dolor ya le costaba mucho salir y Ciudad Universitaria queda a trasmano vio.
Estoy orgulloso de mi mamá, de mi hermano y de mi hermana y ya no estoy enojado con mi papá. Simplemente estoy triste porque la voy a extrañar a Lucia!

Lucia hermosa
siempre que reía,
y cuando rocío,
la espina latiendo,
no respiraba más.

Lucia hermosa
cada vez que luchaba,
sola y polen contra todo,
de frente a la nada,
sin mirar atrás.

Lucia hermosa
crecía dormida,
la cría celosa,
que por seguirla tanto
se animaba a volar.

Lucia hermosa
de blanco la rosa,
mamá mariposa,
por fin que se iba
a buscar su lugar.

Tu hermano

pepe subizar dijo...

mendieta: un abrazo fuerte y pincha (como su mamá)en este momento tan sin palabras,

pepe subizar

tiacosas dijo...

Lo estaremos esperando para seguir acompañándole en su segunda vida.

Un abrazo, aunque no le conozca ni haya comentado jamás. Desde el silencio leo y me reconforta.

El Canilla dijo...

Está bien, flaco, que escribas esto.
Nosotros, todos los "otros" que participamos de una parte de la vida de cada uno de los blogueros,somos también de carne y hueso.

Escribir ayuda, nosotros ponemos la oreja.

Abrazos

Mauri K dijo...

Mendieta es muy loco, acababa de escribir un post sobre la eutanasia que tenia q publicarse ahora a la noche.
Asi que lo levante despues de leerte.
Claro, un abrazo fuerte.Es la ley.

falc dijo...

Mendieta, un abrazo grande, y siga ladrando con ganas, que somos muchos los que lo escuchamos...

Rafa dijo...

Mendieta: por si le hace falta, otro abrazo enorme.

Ana C. dijo...

Duele pero se pasa, Mendieta, aunque uno los extraña siempre.

Un abrazo fuerte

natanael amenábar dijo...

Mendieta, un abrazo fuerte de un emo. A lucharla, y ahora el doble de ladridos!

Faco dijo...

Mendieta: muchas veces dejo tus posts en el Reader porque leo a vuelo de pájaro y hay algunos que me quiero guardar. No me equivoqué en guardar este, me arrepiento de no haberlo leído antes.

Cumplí la sentencia sanmartiniana. Fuerza. Un abrazo.

Politico Aficionado dijo...

Mis mas sinceras condolencias. Nada puede llenar el vacío que deja la partida de un ser querido, pero sé que reconforta el abrazo de un amigo.

Dos dijo...

Si el abrazo sirve, que sea doble.

slow dijo...

la verdad, que inhumanos podemos ser a veces los humanos, dejar morir es tambien un acto de amor absoluto, y no deberia ser un hecho politico. Un abrazo, aunque no lo conozca, y mucha fuerza

uno dijo...

Querido MENDIETA: Usted sabe que no soy muhco de pasar por estos lares y coemntar, si leer, mi amigo DOS, me lo presento alguna vez, mis respetos para usted, le dejo un abrazo.
Con fuerza carajo.
UNO.

ChaPa ((( 22 ))) dijo...

Viejo... Realmente me conmovió... Y lo único que puedo decir es que le doy mi más sentido pésame...



ChaPa ((( 22 )))

Gabriel dijo...

Mendieta, hace poco, jugué un partido parecido al suyo, y nunca en la vida, y perdón para los que no me entienden, deseé tan rápido el final. Le deseo suerte, alivio, y me sale decirle además de mandarle un abrazo anónimo, que lo quiero mucho.
Fuerza Carajo!!!!!!!!!!!